El descanso es fundamental para tener una buena salud física y mental. De hecho, se ha demostrado que un buen descanso mejora la memoria, fortalece el sistema inmunológico, aumenta la concentración y mejora la capacidad mental, además de proporcionar más energía y disminuir el estrés. Para que el descanso sea de calidad, uno de los elementos imprescindibles es el colchón. Por este motivo hoy te explicamos los beneficios de los colchones de espuma de alta densidad.

Beneficios de los colchones de espuma de alta densidad

Antes de nada queremos especificar que los colchones de espuma de alta densidad nada tienen que ver con los colchones de espuma convencionales que tan mala fama tienen. Cuando hablamos de espuma de alta densidad o HR nos referimos a un bloque de espuma que tiene una densidad superior a 25 kg/m3. Además de que la espuma HR es de última generación. Pero ¿cuáles son sus beneficios?

Más transpirables e higiénicos

La espuma de alta densidad es más transpirable que otros tipos de espuma y también más higiénica, ya que es menos propensa a acumular bacterias, especialmente en épocas de altas temperaturas. Te aconsejamos, además, que escojas un colchón de espuma de alta densidad de poro abierto para poder utilizarlo sobre cualquier tipo de somier y garantizar la transpiración.

Más duradero

Se ha podido comprobar que los colchones fabricados con espuma de alta densidad mantienen intactas sus propiedades durante un periodo de tiempo más largo. Esto significa que tener un colchón de espuma de alta densidad garantiza un descanso óptimo durante mucho más tiempo.

Más firmeza

Cuanto más densa es la espuma, más firme será el colchón. La espuma HR debe tener una firmeza de 25 kg o más por m3, lo que se traduce en que es bastante más firme que los de espuma convencional.

Cuáles son los beneficios de los colchones de espuma de alta densidad

Mayor adaptabilidad

Que un colchón de espuma de alta densidad sea más firme no significa que sea totalmente duro, ya que lo ideal es que este se adapte a las formas del cuerpo y después recupere su forma de nuevo. El colchón debe estar fabricado con un material que evite que el movimiento se transmita de un lado a otro de la cama. De esta manera, en caso de que hablemos de un colchón doble, si una de las personas se mueve, la otra no notará ese movimiento y no verá interrumpido su sueño.

¿En qué se diferencia un colchón de espuma HR de uno convencional?

Tal y como hemos comentado, los colchones de espuma tienen muy mala fama, pero queremos remarcar que dentro de este tipo de colchones hay de varias gamas. Precisamente la principal diferencia y aquello en lo que debemos fijarnos a la hora de escoger un colchón de espuma es en su densidad.

La densidad es la variable que más puede afectar en la calidad de un colchón y, por consiguiente, también en su precio. Sin embargo, un colchón cuya densidad sea poca probablemente resulte incómodo al poco tiempo. Esto significa problemas para dormir y dolores musculares, que son los síntomas más visibles de que algo en el descanso va mal.

Conclusiones

Ahora que conoces los beneficios de los colchones de espuma de alta densidad, te recordamos que el colchón es algo muy personal y lo que resulta cómodo para uno puede resultar incómodo para otro.

Nuestro consejo es que te tomes el tiempo que necesites para decidir si comprar un modelo u otro y, sobre todo, que confíes una elección tan importante a una tienda especializada en colchones y en el descanso. Y aunque sabemos que el precio es muy importante, aquí puede estar indicando la calidad del producto.